F·7 y SANTO DOMINGO

 Por Roberto Núñez

Por Roberto Núñez

CONTEXTO HISTORICO

A pocos años de que España, ante nuestra sorpresa y horror, nos entregara a Francia, de nuevo entró en guerra con ella. Nos había utilizado como parte de las negociaciones para que esta se retirara de su territorio europeo (hay que entender la perspectiva de que eramos españoles en guerra con Francia y nos entregaron a ella).

De nuevo en guerra, los habitantes de esta parte de la isla (que aun nos creíamos españoles), nos revelamos contra Francia y le arrebatamos el control de nuestro lado de la isla (con una pequeña y extremadamente cara ayuda de los ingleses).

Sin embargo y a pesar de que con Basilea nos habíamos sentido traicionados por nuestra Madre Patria, tomamos nuestra recién adquirida independencia y sin ella estarlo buscando, se la regalamos. Y como un regalo no deseado fuimos tratados, iniciando el periodo colonial que ahora conocemos como España Boba.

DE NUEVO LA CECA DE SANTO DOMINGO

A pesar de todas las vicisitudes que sufrimos durante este tiempo, para la numismática dominicana es un periodo muy interesante, ya que de nuevo, aunque más precariamente, entra a funcionar la ceca de Santo Domingo y lo hace con unas monedas acuñadas con una infinidad de variantes.

Estos cuartos de real, tiene grabado en una cara, el valor 1/4 franqueado por SD de la seca y el la otra cara el monograma F·7, en referencia al rey Fernando VII. Es curioso que el grabador haya utilizado el 7 arábigo, cuando en prácticamente todas las monedas de este periodo, el VII es romano. También es interesante la F, ya que con salvas excepciones, fueron utilizado  FERDIN·VII· o FERND·VII· o FERNANDO·VII·.  Las cecas de Santa Marta y Tegucigalpa, utilizaron otras de la que utilizaron solo la F, pero con la formula F. VII.

El único otro caso que conozco (es probable que hallan más) es el resello de Filipinas F.7.° ordenado por España. Filipinas no tenia moneda propia, pero si mucho comercio con las antiguas colonias españolas de america y por miedo a que la circulación de monedas de estas, con lemas como "libertad" incitaran a la rebelión en esta colonia y sin ninguna referencia a España, se ordeno. Filipinas dependía del Virreinato de México, hasta que este se independizo en 1810.

 Resello de Filipinas

Resello de Filipinas

En cualquier caso, el uso de F1 es tan atípico, que cuando se desconoce el origen de una moneda con esta inscripción en arábigo, inmediatamente se dirige a Santo Domingo. Tanto así, que Krause nos asigna las otras monedas con esta escritura y que veremos a continuación, a pesar de no haber acuerdo en esto:

EL CASO DE LOS REALES DE PLATA

El primero caso, es el de las monedas de plata de 1 real y 2 reales, que Krause nos asigna con el código KM4.1, KM4.2 y KM5. Ambas monedas tiene en el reverso el escudo de Castilla y León timbrado por una corona y en el anverso, el busto del monarca, franqueado por la letra F y un siete arábico.

1 real atribuido a Ceca de Santo Domingo. Moneda de necesidad.
1 real atribuido a Ceca de Santo Domingo. Moneda de necesidad.

Esta ejemplar, proveniente de The Dana Roberts Collection, fue catalogada en ésta como monedad de necesidad de Santo Domingo. Fué subastado en Heritage en abril del 2011, por $517.50


Estas monedas habian sido catalogada bajo la ceca de Santo Domingo con anterioridad, pero 1979, cuando Estrella publica su libro Monedas Dominicanas, lo desmiente, posición que hoy mantiene, ya que, explica en el libro, en este periodo la ceca de Santo Domingo no acuñó monedas de plata.  

EL CASO DEL RESELLO F7

El segundo caso, lo conocí preparando un artículo sobre “resellos y contramarcas en la numismática dominicana” y es quien motivo este articulo. Es un resello F7 sobre una monedad de 8 reales de la ceca de México. Esta moneda (o el resello) está también en el catálogo Krause con el KM11.

Sobresello F7 sobre moneda 8 reales Mexico.
Sobresello F7 sobre moneda 8 reales Mexico.

Este ejemplar fue vendido en Heritage en Septiembre del 2014 por $587.50)


Es un resello precioso, pero improbable. En el catálogo de la colección Ray Byrne, aparecía el mismo resello, sobre otra moneda de 8 Reales de 1807 pero lo consideraba dudosa. Hay varias razones para considerarla de este modo, nos explica: la primera es que cualquier moneda con el busto del rey visible, hubiera circulado legalmente en santo domingo, (o cualquier otra colonia española) sin necesidad de resello. Otro hecho que refuerza la idea, es que ambos ejemplares, el resello tiene la apariencia de no haber circulado.

CONSULTA GENERAL

Que lo que diga la mayoría no lo hace una verdad, sin embargo quisiera saber la opinión de los amigos numismáticos, especialmente los que coleccionan o estudian el periodo colonial, para lo que hemos elaborado una pequeña encuesta, que no te tomara mas de 30 segundos completar. Favor votar una sola vez.

powered by Typeform

PD:

Al 11 de Agosto, el 100% de los encuestados entienden que ninguna de las monedas cuestionadas son de la ceca de Santo Domingo. Solo uno de los encuestado tiene una de estas monedas.

Por Roberto Núñez