Monedas

Asistencia Tecnológica en Numismática

Por Roberto Núñez

Por Roberto Núñez

En este mundo de hoy, donde para cada cosa tenemos una aplicación para celular (o Apps), la numismática no se queda fuera. Existen tantas herramientas de ayuda a la numismática, que solo me voy a enfocar en mis favoritas, por lo mismo son aplicaciones de IPhone, aunque entiendo que la mayoría están disponibles para Androide.

Coin Collection

Este es un apps desarrollado por tryvin para organizar tu colección en tu celular. Esta apps trabaja como base de dato, por lo que, por ejemplo, mi colección de fichas la puedo ordenar por región, por provincia, por industria, por mental, o por cualquier opción que decida. Es muy costumisable, no solo en colores, sino que puedes agregar o eliminar las categorías que quieras, para que sea justo a tu medida.

Puedes exportar tu colección como pdf o si quieres trabajarlo en la computadora, ya sea desde Excel o algún otro software de base de dato, como csv.

 
Image-1 (2).jpg

PCGS Photograde

Image-1 (1).jpg

En el aspecto de apps de ayuda a los numismáticos, PGCM ha marcado la diferencia con sus competidores. Esta apps es una guía visual de los distintos grados de las monedas. Está concebida para monedas norteamericanas, pero aun si no coleccionas estas monedas, es una guía increíble para aprender o perfeccionarse en el difícil arte de gradar una moneda.

El apps está organizado por tipo de monedas y de cada una tiene un ejemplo fotográfico de la moneda desde PO01 (poor 01, en que apenas se identifica la moneda y la fecha) hasta MS69 (mint state 69, en los caso que existen).


PCGS Cert Verification

Otro aporte de esta casa certificadora. El apps te permite verificar la certificación de PGCM, ya sea a través de su código de barra o de su código numérico. Te muestra además un histórico de  la moneda, con los precios y fechas en que a sido subastada o vendida dentro de su conocimiento.

 
PCGS cert verification

Coinflation

Este apps te ofrece el valor del oro y la plata al momento. Esto es una información relativamente fácil de conseguir en la web, pero el apps tiene de gracia de calcularte el valor, sobre la base de las monedas norteamericanas. Seleccionas el tipo de moneda y te da su valor en plata u oro. Como las monedas dominicanas, la mayor parte del tiempo, fueron igual que estas, también es muy útil para nosotros.

Para los coleccionistas de monedas norteamericanas, hay otras dos apps de PGCM que vale la pena mencionar. Una es PCGS Price Guide, que contiene los precios actualizados de todas las monedas norteamericanas por grado y la otra es Coin Facts que tiene información de todas las monedas norteamericanas, como el diseñador, aleación y demás características físicas, pero también historias y curiosidades sobre las monedas. Altamente recomendada para los interesados e inspiradora para lo que debemos hacer con nuestra página.

 
CoinFlation

Ebay

Tener ebay en el celular, quizás es algo que das por sentado. Pero no siempre existió este Apps y es sin duda una ayuda inestimable y es por esto que no quiero dejar de mencionarlo. Ebay es la casa subastadora más democrática, por lo que puede aparecer chatarra a precios exorbitantes, como piezas únicas con precio de salida de 0.99 y merece un artículo exclusivo para ella.


Apps por desarrollar

Hay apps, que deberían de existir, como uno de Heritage Coin para sus subastas u otra tipo snipper para apuesta en últimos segundos (encontré una llamada Baytomat sniper, pero no la he probado) y sobre lo que desarrollaremos una segunda parte de este articulo, pero la que realmente aspiro a ver, es una tipo Coin Fact, pero de monedas dominicanas.

FOTOGRAFIA NUMISMATICA. Como fotografiar tus monedas

Como fotografiar mis monedas

Una de las dificultades con que nos encontramos los coleccionistas, se genera a la hora de captar una imagen de una de nuestras piezas. Ya sea, para un catálogo, un artículo u ensayo,  o simplemente para compartirla o venderla, la diferencia entre una buena imagen y una mala, pueden hacer una pieza más o menos interesante.

Placa de identificación escaneada Ingenio Santa Fe

La solución más sencilla a esta dificultad, es el escáner. Es una tecnología barata, sencilla y capta bastante fielmente el objeto en cuestión. Sin embargo, el escáner tiene ciertas limitaciones que deberían hacernos preferir la cámara, como son el hecho de no hay control sobre la iluminación y en fotografía la iluminación lo es todo. De igual manera, no hay control sobre la profundidad de campo y si la pieza tiene mucho relieve, saldrá desenfocada una parte de la misma. El escáner está diseñado para objetos bidimensionales y las monedas no lo son.

Sin profundizar más en este punto, decididos a fotografiar una moneda, nos encontraremos con distintas dificultades, que pretendemos resolver en esta entrada, aunque quedandonos en un nivel general.

El equipo para fotografiar una Moneda

Como lo que somos es coleccionistas, y no fotógrafos, vamos a limitarnos a lo básico ideal, aunque este articulo será de utilidad, aún si trabajamos por debajo de este estándar. También daremos ejemplos más profesionales, para aquellos que quieren profundizar más en esta área. Por otro lado, puedes tener la mejor cámara y equipo y hacer una mala fotografía.

macro

La Cámara: La cámara es una parte importante para fotografiar una moneda, pero no la más importante. Con la tecnología actual, casi cualquier cámara digital de mediano rango bastará, por lo que vamos suponer que la cámara que tienes es valida y vamos a dedicar más espacio a describir el lente u objetivo. Esto no quiere decir que necesitemos una cámara con lente intercambiable, como veremos más adelante, pero si es una de las opciones.

La mayoría de estas cámaras tienen una opción de configuración de macro (generalmente con in icono de una flor), que te permitirá realizar las fotografías necesarias. La otra opción es colocar la cámara a una distancia mayor y utilizar un zoom óptico (no digital).

El lente: No vamos a entrar en términos técnicos, sobre el tamaño del sensor etc. Aquí tenemos dos opciones primarias, sobre la que debemos decidir:

  1. La primera opción, de entrada es la más lógica y es utilizar un lente macro, en la que puedo acercarme lo necesario a la moneda para la toma deseada. El lente fue diseñado para esto.
  2. Utilizar un zoom óptico, con un lente de 100mm, alejando la cámara del objeto y acercándolo mediante el zoom. Esta opción tiene la ventaja de permitir mejor entrada de luz y generar una menor distorsión en la imagen.

El trípode: El trípode es otro de los equipos que hay de todo tipo de precio. En el caso nuestro, es necesario poder disparar hacia abajo y esto no es tan común en un trípode. Mejor que el trípode es un copystand o simplemente un camstand como los que mostramos:

Luminarias: Hay dos tipos de iluminación, la natural y la artificial. Si bien la natural es la mejor de las iluminaciones, no nos permite mucho control sobre ella, ni en horario, ni en intensidad ni en dirección de los rayos (y por consiguiente las sobras). Es por esto que nos concentraremos en la iluminación artificial.

Tambien en la iluminación artificial hay dos tipos, la continua y la de flash. Si bien la del flash es superior en intensidad, no nos permite controlar los reflejos, sino haciendo repetidas tomas, pero el principal problema del flash es que produce una imagen de la moneda muy plana y eso es algo poco deseable.

La luz continua nos permite preparar el set hasta el más mínimo detalle. Ir ajustando y enfocando sin tener que hacer ninguna fotografía.

Mucho se discute sobre si es más conveniente la luz blanca o la cálida. Lo más conveniente es experimentar y decidir por uno mismo como se siente más conforme.

Lo que si es seguro, es que es conveniente tener dos fuentes de iluminacion.

Un sistema de luces continuas no es costoso:

Disparador: Esto es un aditamento extremadamente útil y barato, por lo que no debes obviarlo. Aun con trípode, al presionar el botón de disparar, se genera un pequeño movimiento que reduce un poco la nitidez de la fotografía. El disparador, ya sea con cable o inalámbrico elimina este movimiento.

El fondo: El fondo, ya es cuestión de gusto. Prefiero un fondo blanco y la mayoría de las fotografías profesionales también lo tienen. Hay quien recomienda utilizar un fondo retro iluminado, para generar un efecto más espectacular. No debe descuidarlo sin embargo, ya que una fotografia, como la eque estamos tomando, reflejara cualquier textura que tenga el papel o tela qeu pongamos en el fondo. Es por esto que es recomendable uno lo mas liso posible, como un fondboard (que venden en cualquier papeleria especializada) o un acrilico, como estos que venden en amazon.

fotografiando una Moneda

Para fotografiar una moneda, lo primero que tenemos que tener es conciencia de que no estamos fotografiando un objeto plano, sino una especie de escultura en miniatura. Una escultura con relieves y textura, que ademas esta realizada en materiales reflectivos.

La iluminación: Ninguna técnica de iluminación es "la mejor". Cada técnica tiene sus ventajas y desventajas, dependiendo el objetivo de la fotografía.

Puede haber ocasiones en que tengamos el interés de crear contrastes grandes de luz y sombra en una moneda. Esto puede lograr una imagen interesante e impactante. Para esto, lo que necesitas es una fuente de luz pequeña, pero potente, a una distancia cercana. Sin embargo, debes de tener en cuenta que este tipo de iluminación provoca que se pierdan características importantes de la moneda, como el tono o el lustre.

Para la mayoría de las fotografías, querremos un contraste mas suave, utilizando mas de una fuente de luz, colocadas a cierta distancia de dos extremos de la moneda. Una alternativa, es la de colocar un difusor frente a la fuente de luz. Este difusor, puede ser una placa de las que utilizan las luces fluorescentes de oficina.

Debes de hacer pruebas, para ver que configuración te acomoda a tu estética.

Angulo de la cámara: Es preferible disparar lo más vertical posible. A veces podemos caer en la tentación de utilizar un ángulo, para resaltar algún relieve. Este tipo de efectos debemos de producirlo con la ubicación de la iluminación. Cualquier inclinación, puede producir desenfoque en una parte de la moneda.

Otros concejos:

  • Dedica una libreta a apuntar las configuraciones de las fotografías exitosas, para usarla de referencia en futuras fotografía.
  • Si está fotografiando una moneda proof, debe tener cuidado con el reflejo de la cámara. Puede utilizar un papel negro, agujereando solo el tamaño del lente para reducir este efecto
  • Es mejor tomar la fotografía con la mayor resolución que tenga la cámara y entonces de ser necesario, bajársela hasta el nivel requerido.

Edición de la fotografía de una moneda

Una vez tomada la fotografía, probablemente tengamos que editarla. La edición puede ser tan sencilla, como recortarla al tamaño que deseamos, hasta modificar el grado de iluminación o el color de la imagen. Aunque una buena fotografía, siguiendo los pasos que hemos expuesto, no debería necesitar edición, me he encontrado en ocasiones, que por una u otra razón, la fotografía no refleja fielmente el color de la moneda y no veo con malos ojos esos pequeños ajustes en la temperatura del color, para lograr un aspecto más cercano a la realidad.

Por Roberto Núñez

MONEDAS FALSAS

monedas falsas.

Las Falsificaciones de monedas son un Problema de toda la Vida

Uno de los problemas con que nos enfrentamos en la numismática hoy en día, es el de las monedas falsificadas. Generalmente la frase “demasiado bueno para ser verdad” debería levantarnos una bandera roja y hacernos examinar más detenidamente la pieza que nos están ofreciendo; pedir consulta a algún colega con igual o más experiencia o simplemente tomar el riesgo, cualquiera de los dos: Dejarla ir, o adquirirla dispuesto a perder el dinero.

Las falsificaciones pueden ser “de época”, es decir que fueron falsificadas en el momento en que circulaba la moneda, con un metal de inferior valor o una falsificación para coleccionistas, que no quiere decir que sea moderna, ya que desde que inició el coleccionismo, inició la falsificación.

En la numismática dominicana se conoce la falsificación de una moneda de 10 Reales de la ceca colonial de Santo Domingo, vendida en la subasta de la colección del famoso numismático Ray Byrne. El adquiriente la sometió a pruebas de espectorgrafía de masa, que determinó que la moneda no era original, si no, una falsificación hecha a partir de una moneda Holadesa de época posterior; por lo que hubo que revertir la venta.

La falsificación y venta de esta moneda se logró gracias a la combinación de varios factores. Primeramente, es una pieza sumamente rara, muy pocas veces vista, conocida por los decretos reales para su acuñación y su listado y dibujos en catálogos de cambistas, donde establece su peso y fineza. Segundo, por su rara denominación, 10 Reales, es la única con esta denominación, acuñada por España en sus cecas americanas; es una pieza muy buscada por coleccionistas. Por la combinación estos dos factores, era de esperarse que en una subasta, una de estas piezas lograra un alto precio, lo que produjo el interés por su falsificación.

10 reales falsos de Santo Domingo

Tipos de Falsificación de Monedas, según sus fabricación.

Pero este no es el unico tipo de falsificaciones. Según el numismático Argentino Damián Salgado, en un artículo publicado en la Revista PEGASUS*, existen tres tipos de falsificación de monedas, analizándolas desde el punto de vista de su fabricación:

 a) Acuñadas : Su calidad depende en gran medida de la capacidad artística del falsificador. En general, son muy fáciles de descubrir para el experto que conoce bien el tipo de monedas en particular. Es un método muy costoso, que demanda el grabado de cuños, y el falsificador comete prácticamente siempre algún error. Conviene prestar atención particularmente a la epigrafía y al estilo del retrato, que casi siempre “dicen la verdad”.
Es muy raro encontrar falsificaciones fundidas de grandes bronces (son difíciles de acuñar); lo usual es encontrar monedas de plata. Sin embargo, existen las famosas “Padovanas”, obra de Giovanni Cavino, un grabador italiano del Siglo XVI. Son casi todos sestercios, y se reconocen inmediatamente por su estilo. La mayoría de las piezas padovanas que aparecen hoy en día en el mercado son fundiciones tardías; sin embargo, alcanzan precios más o menos respetables.
Un alemán, Becker, fue el más famoso falsificador que haya labrado jamás un cuño. Trabajó a principios del Siglo XIX. Sus piezas son todas de oro y plata, y también se reconocen por su estilo. Generalmente son más pesadas que los originales, y son muy buscadas por los coleccionistas hoy en día.
Las falsificaciones acuñadas sobre cospeles de monedas originales, son las más peligrosas de todas; el canto luce antiguo y, salvo que alguna característica del diseño llame mucho la atención, si está bien lograda, podría incluso ser pasada por alto por un experto que no la observara detenidamente. Si se ve un bajotipo (es decir, el diseño de la moneda sobre la cual la pieza reacuñada) es obvio que éste debiera ser anterior al diseño reacuñado (ya que los antiguos solían también reacuñar monedas). Pero obviamente, no será suficiente para aseverar la autenticidad.
b) Fundidas:   Las piezas fundidas también varían en su peligrosidad según su autor, pero ninguna pieza fundida puede resistir exámenes minuciosos. Claro esta, que la mayor parte de las veces el único examen que podemos realizar es visual. En cuanto a esto, algunos consejos útiles: Primeramente, la observación del canto de la pieza que, en caso de ser fundida, mostrará en muchos casos una “comisura” (la junta de ambos moldes, anverso y reverso) o bien señales de limaduras por la cual se ha eliminado la misma. En el campo de la pieza fundida, se advierten a menudo “porosidades” raras, no típicas de la pieza antigua, sino más bien “esponjosidades”, que son producto de los “globitos” formados en el metal en contacto con el molde. El examen no dañino más seguro que se puede practicar es el del peso específico. La mayoría de las piezas falsificadas por fundición (y esto implica el 90% de las falsificaciones) no tienen la proporción correcta de metal. Finalmente, si es inevitable un examen del metal, la ausencia de oro (aparece siempre en la plata nativa, en una proporción de hasta un 2%), plomo (especialmente en el bronce romano), y otras impurezas que obviamente se eliminan en el metal moderno, nos dará la clave.
c) Adulteradas : Son las más raras de todas, pero pueden ser bastante peligrosas. En ellas, el artista fraguador, por ejemplo ha corregido la epigrafía y algunos rasgos del retrato, convirtiendo un denario de Julia Soaemias en otro de Annia Faustina, cien veces más raro. La moneda luce autentica por donde se la mire. Otra técnica de adulteración consiste en cortar dos monedas, generalmente dos anversos, pegándolas juntas (no por el borde, que es inmediatamente observado por los expertos), sino a la altura de la grafila. Así, se han unido en felices parejas a Heliogábalo con cada una de sus jóvenes esposas, y hasta a Hadriano con Antonino Pio, y otras combinaciones raras por el estilo, que ni siquiera existen.

Sin lugar a duda, una de las situaciones mas desagradables con que una persona se puede encontrar, es con el haber sido estafado, pero en numismática, este riesgo es parte intrínseca de la misma. Identificar las monedas y estudiar su origen esta en la razón primaria de la misma. La clave esta en el estudio y en ser cauteloso, especialmente cuando algo parece ser demasiado bueno para ser verdad.

Por Roberto Núñez


*Nota: el texto de los tres tipos de monedas falsificada ha sido tomado del articulo de Damián Salgado publicado en la Revista PEGASUS Año 2 N° 3 – Marzo – Mayo 1997

**Foto tomada el trabajo de John M. Kleeberg: Paper Chase: The 10 Reales of Santo Domingo

COMO SE DISEÑA UNA MONEDA

Diseño de una Moneda

La siguiente, es una entrevista a Miguel Estrella, ex presidente y actual asesor de la SND. Miguel es mas conocido por ser el autor del libro Monedas Dominicanas y coautor (en conjunto con Isaac Rudman) del libro El Papel Moneda Dominicano (Tomos I y II), pero otra fase menos conocida, también ligada a la numismática, es su relacion desde hace años, con el mundo del diseño de monedas y medallas, desde distintos escenarios.

Trabajó en la Unidad Numismática del Banco Central el 22 de febrero de 1977, pasando por distintas posiciones, desde la posición de Auxiliar del Señor Manuel Bello Cabral, hasta llegar a ser Encargado de la División de Numismática. Al salir de esa institución, a principios de enero de 1996, era Director Adjunto del Departamento Cultural estando a Cargo del Museo Numismático y Filatélico.

1.     ¿Cuánto tiempo tienes trabajando para la Royal Canadian Mint?

Trabajo con Royal Canadian Mint desde que salí del Banco Central de la República Dominicana, en que fungí como su Representante Comercial en Cuba. Más tarde, en el 2003, empecé a representarles aquí y a partir del 2007 en Cuba, República Dominicana y toda América Central (excepto Honduras).

2.     ¿En qué consiste tu trabajo en la RCM?

Representante Comercial. Me encargo de coordinar las contrataciones de la acuñación de las monedas de los países en los que la represento.

3.     En términos generales, vemos que cada moneda tiene su fecha, sin embargo no todos los años se acuñan monedas. ¿Por qué es esto así y quien decide que hace falta hacer una nueva moneda?

Las monedas se acuñan en función a las necesidades de medios circulantes en cada país. Por lo regular, la institución encargada de decidir todo lo relativo a su acuñación y circulación lo es el Banco Central, pero se dan casos en que lo hace el Ministerio de Economía y Finanzas u otras instituciones.

4.     ¿Cuáles son las razones por la que se cambia el diseño de una moneda?

Tradicionalmente, los países procuran mantener en circulación un diseño que les identifique y diferencie de los demás, por lo que lo mantienen por muchos años, aunque modernamente la mayoría ha visto en las monedas un excelente medio de comunicación a través del que pueden llevar a su ciudadanía determinados mensajes propios del momento. También pueden hacerlo para conmemorar o hacer alusión a un evento o personaje, por conveniencias “numismáticas” y otros.

5.     ¿Quién decide qué se colocará en un nuevo diseño de una moneda? ¿Hasta donde llega (nivel de detalle) de parte del solicitante?

El solicitante tiene la decisión sobre lo que desea poner en los diseños de sus monedas. Presenta un arte, que en ocasiones es modificado por las casas acuñadoras para adaptarlo al cospel en que se acuñará, o solicita a la ceca que le presente algunas opciones utilizando los elementos de su interés. El diseño que se adopte debe contar con la aprobación final de la entidad contratante. Asimismo, antes de que se proceda a la acuñación masiva, la casa acuñadora se obliga a presentar algunas muestras acuñadas de como quedarán las monedas.

6.     Supongo que al momento de acuñar una nueva moneda, ¿el BC hace una licitación? si es así, la evaluación ¿es solo técnica y económica o el arte de la moneda influye en la decisión? ¿Está el arte ya hecho en este momento o se hace una vez ganada la licitación?

La mayoría de los países recurren a la convocatoria de licitaciones en las que participan casas acuñadoras previamente precalificadas. En ocasiones, en el pliego de condiciones se establece que las casas acuñadoras deben presentar alternativas de diseños que serían propiedad del Banco Central en cuestión o que pagarían si la casa acuñadora no resultara ganadora, pero por lo regular, al momento de la convocatoria ya el banco tiene una idea ilustrada de lo que busca producir.

7.     ¿Cuál es el proceso de diseño y aprobación del arte de una nueva moneda?

La institución del Estado correspondiente establece los motivos que deba llevar la nueva moneda y somete a la casa acuñadora un boceto preliminar o le solicita que se lo prepare para su posterior aprobación. Una vez acordado el diseño resultante es presentado a los departamentos u organismos que los reglamentos internos establezcan para su aprobación.

8.     En una casa acuñadora como la Royal Canadian Mint, ¿el grabador es una persona o un equipo trabaja en cada moneda?

Royal Canadian dispone de un departamento de diseños especializado integrado por varios artistas que tienen a su cargo la elaboración de los diseños y elaboración de las herramientas necesarias para la acuñación.

9.     El arte de la nueva moneda acuñada, ¿pertenece a la ceca o pertenece al cliente? Dicho de otra manera, ¿si al año siguiente, el BC quiere hacer una moneda con el mismo diseño, pero con otra casa acuñadora: ¿puede?

Los diseños y herramientas de acuñación que se preparan para un determinado país les pertenecen y siempre estarán disponibles para lo que mejor convenga a sus intereses. De hecho, esas herramientas permanecen bajo la custodia de la casa acuñadora hasta que el Banco Central disponga su traslado al lugar o institución que lo consideren pertinentes. En tal caso se toman las medidas de seguridad que sean necesarias. Una de ella es el envío por separado de las herramientas correspondientes a cada uno de sus lados.

10.   Una vez despejadas estas primeras dudas ¿Puedes describirnos el trabajo de un grabador en la actualidad y todo el proceso por el qué pasa?

Una vez se tiene se tienen aprobados los diseños de la moneda, se pasa a la sección de grabado para que los escultores o grabadores preparen en plastilina los relieves de lo que se harán reproducciones en acrílico o en metal para someterlas al pantógrafo que las llevará al diámetro en que se acuñarán las monedas, teniendo como resultado una matriz (con relieve positivo – similar a la moneda) con la que se prepararán los cuños maestros y los cuños de trabajos finales.

11.   ¿Cuales monedas y medallas has diseñado?

Empecé a trabajar en el Banco Central de la República Dominicana en el año 1977 y tuve mis primeras experiencias con la acuñación de las monedas conmemorativas de la visita del Papa Juan Pablo II a nuestro país en 1979. Aunque en la realidad, en las primeras ideas preliminares para los diseños de las monedas y su posterior aprobación en que tuve una participación activa correspondieron a las del programa del Año Internacional del Niño que promovió la UNICEF, acuñadas para el país en el año 1982. En el año siguiente trabajamos en los diseños de las monedas alusivas a la protección de los Derechos Humanos, que se acuñaron en diferentes casas acuñadoras entre los años 1983 y 1987. También con el diseño de la moneda de Un Peso conmemorativa de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, que se realizaron en Santiago en el año 1986. Asimismo, tuve una participación activa en las monedas y medallas acuñadas en conmemoración del Quinto Centenario del Descubrimiento de América, empezando con las medallas emitidas por la Sociedad Numismática Dominicana en 1982; las medallas promovidas por la Comisión Permanente para la Celebración del Quinto Centenario del Descubrimiento y Evangelización de América; las monedas emitidas por el Banco Central en conmemoración de ese evento entre los años 1988 y 1992, en bases a dibujos realizados por el artista dominicano Juan Medina; las monedas de Un Peso que se acuñaron entre 1992 y 1993; medallas algunas instituciones privadas y estatales, tales como las medallas de la Virgen del Carmen,  solicitud del Presidente Joaquín Balaguer; Visita el Papa a Higüey en 1992, patrocinadas por Joyas Criollas (Noel Valette); conmemorativas del V Centenario de la Fundación de la Ciudad de Santo Domingo, en 1998; Medalla de la Orden Malta en el país (José Luis Rodríguez Bonetti); medalla de la Secretaria de Estado de las Fuerzas Armadas, en 2002. También, trabajé con las medallas conmemorativas de la asunción de la presidencia de los presidentes Dr. Salvador Jorge Blanco, 1982, Dr. Leonel Fernández, 1996 y 2004, e Hipólito Mejía, 2000.

Además de los diseños para las monedas y medallas dominicanas, he tenido participación en los diseños preliminares de algunas monedas de otros países, tales como Cuba, Benín, Burkina Faso, Nicaragua y Panamá.

12.   ¿Que historias nos puedes contar de algunos de estos diseños?

Cuando la casa acuñadora nos sometió los diseños para las monedas del Año Internacional, en base a fotografías que habían sido tomadas por mí, me encontré con que sentía que al diseño de la de 10 Pesos le faltaba algo y al momento de su análisis sugerí que se le agregara el lema “quiero aprender” y lo escribí en encima del arte gráfico que nos habían presentado. Cuando vinieron las monedas me encontré con que las habían acuñado con los mismos trazos ortográficos de mi puño y letra que había puesto en el arte. Resultado esa la única moneda en que aparece un trazo hecho directamente de mi puño. En las demás, solo tuve participación de dirección y conceptualización.

13.   ¿Cual sería tu mayor satisfacción u orgullo, con un diseño?

Indiscutiblemente que mi mayor satisfacción fue haber logrado que a partir de 1983 se incluyera en el reverso de nuestras monedas una versión corregida del Escudo Nacional. Otra lo constituyó la adopción de un busto juvenil del Patricio Juan Pablo Duarte que había sugerido para la moneda de Un Peso que se acuña desde 1991.

14.   ¿Que insatisfacción puedes comentarnos?: Diseños que no se realizaran, errores de diseño o en la ejecución de un diseño.

Podría considerar que la mayor insatisfacción que tuve en la realización de nuestro trabajo en la Unidad Numismática del Banco Central de la República Dominicana, fue cuando la Junta Monetaria rechazó la acuñación de una moneda cuyo diseño incluía una Cigua Palmera (Dulus Dominicus), en promoción de la protección de la fauna.

15.   ¿Cuál era el proceso de diseño en el BC, cuando estuviste involucrado?

Cuando entré en al Banco Central, en 1977, había un Comité Numismático, integrado por destacadas personalidades de la numismática y la cultura dominicanas que asesoraba a sus autoridades en las tomas de decisiones sobre los diseños de las monedas. Entre ellos estuvieron Frank Marino Hernández, Renato Malagón Montesanos, Fernando Periche Vidal, Rafael Hernández Machado, Octavio Amiama Castro, Manuel Bello Cabral e Isaac Rudman. Una vez se aprobaba el tema, se recurría a algún dibujante para que hiciera un diseño preliminar, bajo la supervisión del Encargado de la Unidad Numismática, en aquellos tiempos dirigida por el Señor Bello Cabral, Octavio Amiama o por mi persona, respectivamente. Entre los dibujantes a que recurrimos se destacaron Rafael Alba, con las monedas conmemorativas del 30 Aniversario del Banco Central y Centenario de la Muerte de Duarte, de 1977, de circulación regular, 1978-1981, Visita del Papa, 1979; Juan Medina, para las monedas conmemorativas del Quinto Centenario del Descubrimiento y Evangelización de América, así como las de circulación corriente, entre 1988 y 1992.

Moneda conmemorativa V centenario del descubrimiento y evangelizacion de america.

Luego de que teníamos el diseño preliminar, lo sometíamos a la aprobación de las autoridades del Banco Central y la Junta Monetaria, que a su vez lo elevaba al conocimiento del Poder Ejecutivo para su aprobación por decreto o al Congreso Nacional Congreso Nacional para que las aprobara por Ley, según fuera el caso.

Ya obtenidas las aprobaciones correspondientes, realizábamos una licitación y solicitábamos a la casa acuñadora ganadora nos presentara diseños en base a los preliminares que habíamos realizado aquí. Por lo regular, las modificaciones se limitaban a la distribución de los textos.

En 1983, nos vimos en la obligación de viajar a Inglaterra para aprobar directamente en Royal Mint los diseños de las monedas de los Derechos Humanos, programadas para ponerse en circulación en la Ciudad de Santiago, el 16 de agosto de ese año. Allí tuvimos nuestros primeros intercambios con grabadores de fama internacional, tales como Phillip Nathan, diseños de las monedas los Derechos Humanos, y Michael Rizzello, autor del Busto de Duarte para las monedas de Diez Centavos.

 

En la residencia del escultor inglés Philip Nathan ( http://www.philipnathanart.co.uk/  ), autor de algunas de las esculturas para las monedas dominicanas del año 1983.

En la residencia del escultor inglés Philip Nathan (http://www.philipnathanart.co.uk/ ), autor de algunas de las esculturas para las monedas dominicanas del año 1983.

Reconocido escultor inglés, de padres italianos, Michael Rizzello, autor del busto de Juan Pablo Duarte que aparece en las monedas de 10 Centavos acuñadas a partir de 1983.

Reconocido escultor inglés, de padres italianos, Michael Rizzello, autor del busto de Juan Pablo Duarte que aparece en las monedas de 10 Centavos acuñadas a partir de 1983.

Por Roberto Núñez

PATRONES Y BOGUS EN LA NUMISMÁTICA DOMINICANA

Hace más de 30 años, que el filatélico Danilo A. Mueses publicó su libro SEEBECK ¿Héroe o Villano? pregunta que no termina de resolver en su libro, dejándola abierta para que cada quien se forje su opinión. Seebeck fue un comerciante de Sellos, relacionado a la Hamilton Bank Note Co. que desarrolló un negocio con distintas naciones, entre ellas República Dominicana, en la que le hacia las emisiones de sellos postales de manera gratuita, con la condición de que los remanentes de cada año eran de su propiedad, pudiendo incluso reimprimir si se agotaban.

Por supuesto, no solo se aseguraba de que hubieran suficiente errores y variantes, sino que creo cancelaciones o matasellos falsos (Bogus) para que los sellos parecieran circulados (forma preferida de coleccionar de la época). Mueses se plantea, se estas estrategias, en la que vendía los sellos, por de bajo de su valor nominal, lograron ampliar las posibilidades de que coleccionistas del mundo los pudieran adquirir. Por supuesto, tambien hubo quienes hicieron sellos totalmente no oficiales (bogus), que es una estafa desde inicio, aunque aun hoy, se siguen comercializando.

Un Real 1879. Repubica Dominicana. Hamilton Bank Note Co.

En la numismática dominicana, pasa una situación similar con algunas de las piesas que tradicionalmente son considerada patrones, pero que en realidad fueron creados por agentes no autorizados y ahora desconocidos, por lo que podriamos considerarlos bogus. Antes de entrar en esto, vemos la diferencia entre Patrón y un Bogus:

Según Miguel Estrella, un patrón es una moneda que no ha sido aprobada para circulación, producida con el propósito de evaluar un diseño. A menudo son acuñadas en un metal diferente al que le corresponde a su denominación (off-metal) y por su elevado grado de rareza tienden a tener valores muy superiores a las acuñadas con regularidad. Un ejemplo de esto son los patrones de 10 reales de 1855.

Patrón de 10 reales 1855. Monedas de Repubica Dominiana
Patrón de 10 reales 1855. Monedas de Repubica Dominiana

En el caso de las monedas Bogus, Miguel Estrella las describe como monedas fraudulentas. Un ejemplo de esto los serían los llamados patrones Conmemorativas de la Visita de los Reyes de España, que llevan la fecha 1976, y fueron acuñadas entre 1982 y 1984. Literalmente bogus significa falso, pero estas piezas no son falsificaciones, sino mas bien invenciones.

En nuestra numismática, existen otras monedas que tradicionalmente llamamos patrones, pero que por su origen deberían ser consideradas bogus. Me refiero a los llamados patrones de 1874, que ya en su libro Estrella los llamaba como Fraudulentos ya que fueron realizados para coleccionistas; los de 1 y 2 centavos de 1877 y 1878; y los de 1892.

Estas piezas, a pesar de su origen oscuro, no dejan de ser codiciadas, en parte, por lo limitado de la numismática en la primera etapa de la Republica Dominicana. Al igual que Mueses, no debe de menospreciarse estas piezas, sino que como coleccionistas, es importante conocer su real clasificación en el universo numismático dominicano.

Si quieres conocer más a cerca de las monedas Patrones Dominicanas, tanto las oficiales como las no oficiales, puedes visitar el área de Patrones Dominicanos de nuestra pagina.

Si quieres mantenerte al tanto de otros artículos sobre Numismática Dominicana, suscribete a nuestro Boletín Mensual de la SND en la pagina principal.

Por Roberto Núñez

Contramarcas en monedas de bajo peso y/o ley de Potosí

Macuquinas. Contramarcas en monedas de bajo peso. Ley Potosi

Estimados numismáticos: En este articulo queremos presentar un interesantísimo estudio de las contramarcas sobre monedas macuquinas del Potosí, que fueron fraudulentamente producidas con plata de ley inferior a la establecida. Esto trajo como consecuencia que hubo que contramarcarlas para reconocer su valor inferior a la denominación que presentan. A los responsables de este fraude se les juzgó y condenó a la muerte por garrote! 

Es importante que estemos bien empapados del tema, ya que en varias ocaciones hemos visto monedas con estas contramarcas en reuniones de la Sociedad, y todas las veces, nos las han ofrecido en venta.

Recuerdo una específica que dijeron provenía de un conuco de Azua, y hasta allá llegué yo con el vendedor y el hijo de quien la encontró, para pasar detectores de metales en busca de otras. No encontramos más que una moneda de cuatro maravedís, pero traje dos tesoros: un par de botones militares dominicanos del Batallón de Azua. En dos tamaños diferentes!! Así que valió la pena el viaje!

Este estudio fue publicado por El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural de Ecuador, esta dividido en dos partes y aunque su objetivo principal es la presentaciones de sus proyectos para la conservación, preservación, restauración y promoción del patrimonio subacuático que están bajo su custodia, la primera parte Antecedentes Historicos, es gran valor en si mismo y es la parte que te proponemos leer.

Lee la publicación completa.

José Ml. Henríquez

 

Bienvenida

Les damos la bienvenida a esta nueva plataforma de la Sociedad Numismática Dominicana. Esta plataforma no pretende ser estática, sino por el contrario, mantenerse en crecimiento y continuamente actualizada; con las informaciones relevantes para mantener al día a los coleccionistas interesados en la Numismática Dominicana y la Numismática en general.

Pretendemos también, ser multicanal, por lo que, junto a esta pagina se han creado también la siguientes cuentas asociadas:

Twitter: @SNDominicana; en Instagram: @SNDominicana y en Facebook, lamentando perder nuestra antigua página que poseía mas de 15 mil Likes, que aunque está visible, ha quedado inaccesible para nosotros, hemos creado: Sociedad Numismática Dominicana

Este es el inicio de una nueva etapa en la comunicación de la SND, que esperamos recorrer con tu acompañamiento.

Roberto Núñez

Logo de la Sociedad Numismática Dominicana